AMEALCO DE BONFIL, Qro., 25 de enero de 2014.- Por diversas brechas, caminos rurales y carreteras estatales, las diversas fuerzas policiales se sumaron al ‘Operativo Alta Fuerza’ que consiste en el patrullaje y reforzamiento de seguridad en los estados limítrofes con Querétaro como son Guanajuato, Estado de México, Hidalgo y Michoacán.

Este operativo -que durará hasta finales de marzo- busca evitar el efecto cucaracha, ante la violencia que se vive sobre todo en Michoacán.

Quadratín constató mediante un recorrido que una de las zonas con más elementos de seguridad es el Km 39 de la carretara 120, en el municipio de Amealco, por su colindancia con los municipios michoacanos de Epitacio Huerta y Contepec, donde un grupo de 32 elementos de la Sedena, Policía Estatal y Municipal, realizan filtros de seguridad y recorren los senderos salvaguardar el estado.

Esta medida ha servido para traer seguridad para los usuarios que transitan por las vías terrestres en el estado sin embargo algunos se muestran inconformes ya que son detenidos varias veces en los filtros de seguridad.

Misael Martínez, quien viaja de Epitacio Huerta mencionó “creo que desde mi punto de vista está bien porque nos brinda más seguridad a todos y podamos vivir más tranquilos, porque estamos muy intranquilos y es bueno”.

Otro michoacano como Eduardo Ruiz, quien es comerciante dice que “está bien pero yo que siempre ando para un lado y para el otro a veces me paran hasta tres o cuatro veces”.

En contraste en un recorrido que se realizó en la carretera a Coroneo, en la Libre a Celaya y en la Cuota a Celaya, que son los límites con Guanajuato y donde se han presentado hechos de violencia, existen puntos de vigilancia custodiados con al menos dos patrullas cada uno, sin mayor presencia policial.

El gobierno del estado anunció este viernes que habría 450 policías y 39 puntos de revisión de seguridad.