BUENOS AIRES, Arg., 25 de febrero de 2015.- El legislador argentino Gustavo Vera, a quien el papa Francisco envió una carta pidiendo “evitar la mexicanización de Argentina” a causa del narcotráfico que comienza a imperar en la región, dijo que el gobierno de México “tendría que estar más preocupado por los hechos concretos que por la semántica”, abriendo un nuevo choque diplomático entre El Vaticano, la República Mexicana y el país latinoamericano gobernado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Cuando Francisco habla del término mexicanización se refiere al último de los países que lamentablemente el narcotráfico ha metido en una espiral de violencia que es muy difícil salir”, dijo Vera en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula y según recoge Milenio.

Como habrá de recordarse, fue este el lunes que el Sumo Pontífice mostró su preocupación por el avance del narcotráfico en Argentina al exponer que “veo tu trabajo incansable a todo vapor. Pido mucho para que dios te proteja a vos y a los miembros de La Alameda (organización no gubernamental argentina). Y ojalá estemos a tiempo de evitar la mexicanización. estuve hablando con algunos obispos mexicanos y la cosa es de terror”., ello en una carta dirigida al legislador porteño Gustavo Vera, tras lo cual, la Secretaría de Relaciones Exteriores en tierra azteca envió una nota diplomática al Vaticano donde demandaba explicaciones.

En ese sentido, el legislador por parte del Movimiento para el Bien Común explicó que el partido a su cargo y todas las instancias gubernamentales sureñas mantienen constante comunicación con el Papa, “quien no buscaba estigmatizar a México, un pueblo a quien Francisco quiere mucho, sin embargo, a mí me parece que el gobierno (de México) tendría que estar más preocupado por los hechos concretos que por la semántica».

Y es que según el Informe Anual de las Drogas de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Argentina es el tercer país más nombrado como lugar de producción de cocaína en diversas incautaciones llevadas a cabo en 2013, sin mencionar que “la ciudad de Rosario, ubicada en la provincia de Santa Fe, se ha convertido en un foco importante de narcotráfico, a raíz del cual se produjo un aumento de los actos de violencia derivados del lucrativo negocio de la venta de cocaína y de sus productos de desecho”, precisa el portal DW en su edición en línea.

El medio periodístico coloca a Rosario no sólo como la tercera ciudad más poblada de Argentina (950 mil habitantes), sino como un foco de alerta criminal al contar con una tasa de 22 homicidios por cada 100 mil habitantes, gestándose un incremento de violencia “que es atribuido por algunos criminólogos al florecimiento del narcotráfico”.

DW precisa igualmente que en la denominada Triple Frontera (donde Argentina limita con Paraguay y Brasil), se produce un histórico escenario para el tránsito de cocaína, “ahora también en gran medida hacia Europa, además de ser otro de los centros de lavado de dinero en el país”, ello sin mencionar que durante la administración de la actual presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, fueron detenidos más de 4 mil narcotraficantes responsables del contrabando, acopio y comercialización de estupefacientes.

Leer más en Milenio, DW y Excélsior