QUERÉTARO, Qro., 24 de febrero de 2015.- Tras una revisión de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) al sector de casinos se concluyó que el gobierno realiza una inadecuada e insuficiente vigilancia a dichas empresas en términos de las reglas que deben cumplir y en el control para el pago de participaciones, además de inspecciones sin autorización, comparte Milenio.

La Dirección General de Juegos y Sorteos (DGJS), dependientes de la Secretaría de Gobernación (Segob), es la encargada de verificar a toda la industria de los casinos.

De acuerdo con la ley, las compañías deben realizar el pago de participaciones que involucra el desembolso por permisos e inspecciones.

La ASF indicó que para auditar el ejercicio 2013 utilizó una muestra de 434 millones 569 mil pesos de este rubro registrados en el sistema eletrónico E5cinco, pagados por 15 empresas de casinos, de las cuales no se tienen comprobantes bancarios por 34 millones 477 mil pesos.

De esta forma, la auditoria indicó que “existe incongruencia entre la información que entregó (DGJS) y su base total de comprobación bancaria”.

La nota completa en Milenio