Actualmente Querétaro es el primer lugar en adicciones de tabaco y alcohol a nivel nacional.

QUERÉTARO, Qro., 15 de diciembre de 2015.- Durante el Foro Estatal con Profesionales Hablemos de Alcoholismo, Guillermo Tamborrel, titular del Centro Estatal Contra las Adicciones (CECA), informó que en Querétaro hay más de 100 mil personas que padecen alcoholismo, situación que se buscará abatir con el trabajo interinstitucional de las diversas dependencias del estado, ya que actualmente Querétaro es el primer lugar en adicciones de tabaco y alcohol a nivel nacional.

«Tenemos que asumir esta llamada de atención con mucha responsabilidad, por ello hablaremos del alcoholismo de manera profesional, debemos utilizar en Querétaro las mejores herramientas para vencer el alcoholismo (…). Exhorto a la participación responsable de todos los involucrados, incluyendo la familia de las personas que padecen esta enfermedad», señaló Tamborrel.

En su oportunidad, Tania Palacios secretaria de la Juventud, aseguró que el alcoholismo es un problema que se vive en familias de todos los estratos sociales, así como de todas las edades. Ante ello, aseguró que como servidores públicos se tiene la obligación de llevar a cabo una reingienería de programas sociales que puedan erradicar esta problemática, que en primera instancia afecta a los jóvenes queretanos.

Alfredo Gobera Farro, titular de la Secretaría de Salud, aseguró que para el gobierno del estado el tema de alcoholismo es prioridad para disminuir la incidencia estatal, ya que además de afectar la familia y la salud, se genera un impacto directo en la economía de los afectados y en las mismas instancias de gobierno que deben trabajar para disminuir este tipo de adicciones.

«Tenemos cifras tristes y frustrantes, ya que somos el estado con mayor alcoholismo. Además que en lo personal, lo que más me preocupa es el tema de alcoholismo, ya que a consecuencia de ello se genera más deterioro laboral, escolar, termina en accidentes, suicidios y problemas de salud (…). Cada vez ocurre más esta incidencia en la juventud, la niñez y cada vez los jóvenes toman en edades más tempranas, además de que se toma más», señaló Gobera.

De acuerdo con el secretario de Salud, se llegan a tener hasta 16 horas de consumo constante de alcohol en la entidad, además que se tiene la posibilidad de que el alcohol que se consume puede estar adulterado y generar mayores complicaciones a los consumidores.