Con este presupuesto bace cero se busca reducir gastos en las dependencias, principalmente en telefonía, viáticos, pasajes, fotocopias y alimentos, a fin de priorizar el gasto social.

 

QUERÉTARO, Qro., 9 de septiembre de 2015.- La implementación del presupuesto base cero podría afectar el primer trimestre del 2016, sobre todo en la aplicación de los recursos y la implementación de nuevos programas y recursos.

 

Así lo dio a conocer la especialista en administración y finanzas de la Escuela Bancaria y de Comercio Erika Vaca Díaz, quien dijo que debido al estrecho lapso que hay para los gobiernos entrantes en la formulación del presupuesto, no se descarta que haya fusión de áreas y el recorte de personal para hacer más eficiente el gasto público.

 

«Hacer un presupuesto anual, sólo le modifican algunas cosas, le quitan y le ponen de otras porque ya está hecho pero hacerlo de cero es un reto gigantesco, hace los proyectos de inversión para presentarlo ante inversionistas para atraer capitales están muy apretados de tiempo y veremos esto por febrero no creo que abramos el año con proyectos y vamos a tener un primer trimestre complicado y por otro lado al ser una administración nueva tienen un doble reto de recibir la administración y recibir la administración con esta ejecución diferente».

 

Aseveró que con este presupuesto base cero se busca reducir gastos en las dependencias, principalmente en telefonía, viáticos, pasajes, fotocopias y alimentos, a fin de priorizar el gasto social.

 

Asimismo dijo que el estado debe de buscar inversiones que se adecuen con el diseño del estado, atrayendo la industria que no ocupe agua para que continúen los programas de inversión y generar empleos.

 

«Necesitamos invertir más en los bienes básicos para la población y en Querétaro producimos para las clases altas, porque es lo que genera mayor ganancia pero (hay que) producir o generar producción para la mayoría», concluyó.