QUERÉTARO, Qro., 16 de octubre de 2013.- En respuesta a la inquietud externada por un grupo de habitantes de la comunidad El Salitre, en el Municipio de Querétaro, respecto a que se argumentaba turbiedad y mal olor en el agua de tomas domiciliarias, la Comisión Estatal de Aguas instruyó de inmediato a personal del Laboratorio de Calidad del Agua de dicho organismo, a fin de realizar todas las pruebas y análisis necesarios, que permitieran determinar si existía alguna anormalidad en el vital líquido que se distribuye en esa zona.

Después de realizar en dos días diferentes muestreos en varias tomas domiciliarias de la comunidad  -en donde se incluyó la calle Zapotecas, de donde provino uno de los reportes en particular-  el  personal del Laboratorio de Calidad del Agua observó el primer día la presencia de cloro residual a 2.0 mg por litro, donde el parámetro es de 0.2 a 1.5 mg por litro. Del mismo modo, se determinó turbiedad de 0.71 UNT  (Unidades Nefelométricas de Turbiedad), siendo el parámetro especificado por la norma de calidad vigente de 5 UNT, como máximo.

Al día siguiente, se obtuvieron muestras de manera aleatoria en otros diez domicilios, encontrando en todos 2.0 mg por litro de cloro residual libre y turbiedad de 0.01 a 0.29 UNT, así como ausencia de bacterias, por lo que se concluyó que todos los indicadores de la potabilidad del agua se encontraban dentro de los parámetros permisibles.

Con estos resultados, los especialistas de la CEA confirman que el agua que se distribuye a través de las redes operadas por el organismo, mantienen los niveles de calidad y potabilización especificados por las normas vigentes, validación aplicada no sólo para el caso de la comunidad de El Salitre, sino para toda la entidad.

Cabe mencionar que el agua que abastece a esta población proviene del Sistema Acueducto II, cuya planta de potabilización viene trabajando desde su inauguración bajo rigurosos estándares de calidad y servicio.