QUERÉTARO, Qro., 13 de marzo de 2015.- En el informe de resultados de la revisión de la cuenta pública del municipio de Cadereyta de Montes, la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE),  observó en el tercer punto, que el titular de la dependencia encargada de las Finanzas Municipales había “distraído” recursos públicos, entregados al presidente municipal, Rodrigo Mejía, por la cantidad de un millón 74 mil 807 pesos.

 

De acuerdo a ese punto, el dinero en cuestión no fue destinado al cumplimiento de propósitos, objetivos, prioridades, estrategias generales y criterios de acción establecidos en el Plan Municipal de Desarrollo 2012-2015.

 

Cabe referir que el presidente municipal de Cadereyta, durante el periodo de revisión, percibió  un ingreso neto por concepto de sueldo de 285 pesos de manera quincenal, derivado de retenciones que representaron el 99 por ciento de su sueldo, principalmente por el descuento de un préstamo personal otorgado por una caja popular por un importe de 1.5 millones de pesos.

 

En ese sentido, el informe de la ESFE confirma que pese a que el 23 de enero de 2014 el edil reintegró la cantidad de 800 mil pesos efectivo a las arcas municipales, aún quedaron pendientes por pagar 200 mil pesos más el monto que aún le haga falta por liquidar del préstamo del millón 500 mil pesos que pidió a la caja de ahorro.

 

Asimismo, en el punto cuarto, se observó nuevamente al titular de Finanzas por haber omitido acreditar recursos por 100 mil pesos, otorgados a un regidor, cuya aplicación se desconoce, ya que no se cuenta con oficios de solicitud de apoyo, así como comprobantes fiscales de los bienes adquiridos.

 

En la observación quinta el mismo servidor público omitió manejar con eficiencia el uso de los recursos públicos destinados a la Feria de Cadereyta de Montes 2013, al haber ejercido la cantidad de nueve millones 549 mil 872 pesos sin una estrategia de recuperación del gasto, ya que, por concepto de recaudación de los recursos de la feria, se obtuvo un importe de un millón 241 mil 352 pesos, ingreso que representa el 13 por ciento de los recursos derogados.

 

En la observación 12 la ESFE calificó de incumplimiento el que el titular de la dependencia encargada de administración de servicios internos haya adjudicado adquisiciones por más de un millón 844 mil pesos a un prestador de servicios para la elaboración del primer informe de gobierno, así como a un proveedor para la adquisición de material eléctrico.