QUERÉTARO, 13 de marzo de 2015.- Con 13 votos a favor y ocho votos en contra, la Legislatura local aprobó la desincorporación de seis predios del municipio de Tequisquiapan, en medio de cuestionamientos por las más de 72 observaciones a la cuenta pública de ese municipio que presumen “desvío de recursos”.

El diputado local panista Enrique Correa Sada denunció que se trata de seis predios de la colonia Adolfo López Mateo, una de las que tienen mayor densidad de Tequisquiapan y también una de las que carece de infraestructura recreativa como parques, por lo que la venta de los predios redundará en la pérdida de calidad de vida de los habitantes.

Al pedir votar contra la desincorporación, subrayó que Tequisquiapan solicitó un crédito de 30 millones de pesos hace más de dos años para ejecutar obra en ese municipio y no le bastó con empeñar el futuro de sus habitantes, sino que ahora quieren vender el patrimonio de los ciudadanos.

Recordó que en este municipio pidió los recursos para una obra que se ejecutó con otros fondos y después se cambió el destino del préstamo.

“En unos momentos más estaremos dando conocimiento de su cuenta pública en la que hay más de 72 observaciones de desvío de recursos, es por eso que no fomentemos la falta de correcto uso de los recursos públicos, autorizándole a un presidente municipal incapaz de gobernar la venta de estos predios que tanta falte le hacen a la gente”, subrayó Correa Sada.

Sin embargo, el diputado David Dorantes defendió a la administración municipal de Tequisquiapan, ya que dijo, el gobierno recibió una deuda de 50 millones de pesos de la pasada administración y hoy esa deuda está en menos de 20 millones de pesos, además de que los predios que pretenden desincorporarse no se utilicen y están abandonados.

“No están en uso, no son áreas verdes, no son un área que afecte y el dinero que se obtenga de la venta será utilizado en obra productiva. Las deudas de la administración anterior aún se están pagando”, subrayó Dorantes.

La votación generó divisiones, porque el secretario diputado Diego Foyo contabilizó solamente 7 votos en contra, sin contar al diputado Jorge Lomelí Noriega, quien votó en contra de la desincorporación de los predios ni al diputado Apolinar Casillas que salió minutos antes de la sala de sesiones.

Ante la molestia de los diputados del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN), se tomó en cuenta el voto del diputado local Jorge Lomelí Noriega y un voto adicional a favor de la desincorporación.