SAN JUAN DEL RÍO, Qro., 15 julio 2014.- Elementos del Ejército mexicano, pertenecientes al séptimo regimiento mecanizado, destacado en la ex-hacienda de la Llave, encontraron dos tomas clandestinas -casi un kilómetro de retiradas una de la otra- logrando el aseguramiento de un tracto camión acoplado a un sistema con capacidad de 43 mil litros.

La primera de estas tomas fue descubierta a la altura del kilómetro 152 + 500 de la autopista federal No 57, México-Querétaro, que corresponde al ejido de Palmillas.

Es importante mencionar que el pasado 30 de junio, fue en este mismo sitio fue hallada una toma clandestina, que al igual que en esta ocasión estaba tapada con costaleras, además de que se registró una fuga del combustible de la misma válvula que fue colocada para el robo de combustible.

En ese lugar el personal castrense encontró la filtración de hidrocarburo, por lo que se solicitó el apoyo de protección civil, con la finalidad de que se valorara la problemática, informándose que todo estaba sin peligro para la población.

De igual manera, los militares señalaron que la toma estaba cubierta con costaleras y estos a su vez estaba llenos con tierra, motivo por el cual los elementos de la policía estatal se quedaron a resguardar la zona y en espera a la llegada de las autoridades federales.

A casi un kilómetro de este lugar, fue encontrada otra toma, al cual fue ubicada a 50 metros de la autopista México-Querétaro, a la altura del kilómetro 153 + 850, dentro de un predio que fue ubicado en la comunidad de San Francisco.

En ese lugar, los militares encontraron un tracto-camión marca Internacional, en color blanco, con placas de circulación 316 EV 9, para el servicio público federal,  acoplado a una cisterna, con la razón social Especializados del Norte, S. A. de C. V., con domicilio en la carretera México-Toluca kilómetro 49 + 500, la cual presentaba derrame del combustible, al parecer se trata de diésel, al sobrepasar los 43 mil litros de combustible que es su máxima capacidad.

Al lugar llegó el ministerio público de la federación, quien tomo conocimiento de los hechos, así como seguridad física de Pemex.

Se informó que las autoridades federales investigan los logotipos que presenta el tráiler, ya que al parecer presentan signos de que son apócrifos.