Autoridades empiezan a tomar en serio el impacto del accidente en Clorados III, afirma el organismo.

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de abril de 2016.- Greenpeace celebró la clausura temporal de la planta de Clorados III anunciada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), a ocho días del accidente en la planta petroquímicos Pajaritos, que dejó 32 muertos.

Mientras que las autoridades de Protección Civil aseguraron que no había contaminación en la zona, Greenpeace advirtió desde el primer momento de la posible liberación de tóxicos al ambiente y demandó que se tomaran las medidas pertinentes.

La organización señaló que con este anuncio, observan que las autoridades empiezan a tomar en serio el impacto de este accidente sobre las comunidades locales y el medio ambiente.

Advirtió que ahora Mexichem debe asumir su responsabilidad en esta tragedia y actúe en la remediación con el respeto y transparencia que merece la gente de Coatzacoalcos.