Hace más de una década que no se les contrata en periodo electoral, reconoció el presidente de la Unión de Empresas de Seguridad Privada.

QUERÉTARO, Qro., 20 de abril de 2015.- Quedaron en el pasado los contratos con seguridad privada para cuidar a candidatos, actos políticos masivos o encuentros partidistas, reconoció el presidente de la Unión de Empresas de Seguridad Privada, Mario Becerril.

Señaló que los últimos contratos de este tipo se tuvieron hace doce años, pero ahora no reciben peticiones ni de candidatos ni de partidos para presupuestar su protección en los actos de campaña.

“Hasta ahora, ningún candidato nos solicitó seguridad privada para darles protección, pero sí acuden con escoltas debidamente requisitadas; supongo que los candidatos deben tener la confianza de la ciudadanía”, consideró el dirigente.

Hace doce años, los partidos y candidatos pagaban en promedio 500 pesos por cada elemento de seguridad que requirieran en un acto público o en el acompañamiento de una campaña. Además, el promedio era de entre 12 y 15 elementos de seguridad privada en cada uno de esos actos, para mantener el orden y cuidar a los candidatos.

“Nos contactaban los partidos que iban a tener un mitin o algo, íbamos a cuidar que se mantuviera el orden entre los ciudadanos que asistían, a lo mejor ahora hay más civilidad”, reiteró.