MÉXICO, DF. 29 de enero de 2015.- Un juez federal rechazó admitir a trámite la demanda por daño moral que interpuso la francesa Florence Cassez contra el expresidente mexicano Felipe Calderón Hinojosa, a quien se le reclamaba el pago de 36 millones de dólares por los más de 7 años que vivió encarcelada en nuestro país, acusada de pertenecer a una banda criminal.

Juan Manuel Vega Tapia, quien se desempeña como juez segundo de distrito en materia civil, se declaró incompetente para conocer del caso presentado el 23 de enero por la defensa de la francesa y determinó que “la vía civil no es la procedente para este tipo de reclamo, sino que las conductas que imputa Cassez deben ser revisadas bajo la Ley Federal de Responsabilidad Patrimonial del Estado”, publica Reforma.

En cuanto a Televisa y los reporteros Carlos Loret de Mola y Pablo Reinah (que difundieron en su momento un montaje de la Policía Federal para simular la captura de Cassez en diciembre de 2005), el juez Vega determinó que el caso debe ser revisado por un juzgado del Tribunal Superior de Justicia del DF, “pues no es un asunto federal”.

“Los abogados de Cassez pueden aceptar el fallo que aún no ha sido notificado oficialmente, e iniciar los nuevos trámites, o apelar ante un tribunal unitario de circuito. La responsabilidad patrimonial del Estado implica un complejo procedimiento administrativo. Para ello, Cassez tendría que reclamar indemnización a cada una de las dependencias involucradas en las irregularidades de su detención”, precisa el juez Vega Tapia en entrevista con Reforma.

La ciudadana francesa detenida por su presunta participación con una banda de secuestradores basa su reclamo en la sentencia de la Primera Sala de la Corte, que ordenó su liberación en enero de 2013, ya que consideró que era inocente porque el montaje televisivo sobre su captura tuvo un “efecto corruptor” que vició todo el proceso penal en su contra.

Animal Político recuerda que Florence Cassez fue condenada en México a 60 años de cárcel por secuestro en 2005 y fue liberada en enero de 2014 después de que la Suprema Corte le otorgara un amparo por “las irregularidades ocurridas durante su proceso”.

La ciudadana francesa fue detenida por elementos de la extinta Agencia Federal de Investigaciones (AFI), que dirigía Genaro García Luna en aquel entonces y fue acusada de pertenecer al grupo delictivo Los Zodiaco, liderado por su pareja sentimental, Israel Vallarta, con quien habría participado en al menos tres secuestros… pero los funcionarios que participaron en la aprehensión de la francesa incurrieron en por lo menos tres delitos: contra la administración de justicia, abuso de autoridad y ejercicio indebido del servicio público, lo que se tradujo ultimadamente en su excarcelación.

Leer más en Reforma, Animal Político y La Razón de San Luis