QUERÉTARO, 15 de diciembre de 2014.- Diversos centros comerciales del estado asumieron medidas de inclusión laboral y de accesibilidad en sus instalaciones, reconoció la directora del Instituto Municipal Para Prevenir y Erradicar la Discriminación, Lídice Rincón Gallardo.

Señaló que esa apertura es, en realidad, un logro de la sociedad civil organizada, que exige cada vez más espacios, oportunidades y respeto a sus derechos.

«Las organizaciones de la sociedad civil son quienes se han movido muchísimo. Tienen pláticas con tiendas de autoservicio y nosotros hacemos lo nuestro como instancia de gobierno», añadió.

Subrayó que desde diversos sectores se hacen varias acciones en favor de las personas con discapacidad y eso genera un cambio positivo a favor de la inclusión.

Al respecto, la diputada local Beatriz Marmolejo Rojas, reconoció que cada vez hay mayores esfuerzos por generar apertura a favor de todos los grupos de la población.

Entre las medidas que toman algunos centros comerciales se encuentran la generación de empleo, accesibilidad y cajas especiales para personas con discapacidad, embarazadas y adultos mayores.