QUERÉTARO, Qro., 8 de mayo de 2016.-Juan Pablo Rangel director del Sistema Estatal DIF en Querétaro informó que derivado del proceso que se sigue con personas que buscan adoptar en la entidad, al año se logran dar en adopciones de 24 a 26 menores, sobre todo niños y niñas de de uno a cuatro años de edad.

De acuerdo con le presidente del SEDIF los procesos de adopción en Querétaro se tardan hasta nueve meses, esto principalmente por qué las autoridades deben revisar a los padres solicitantes en cuestiones médicas, sociales y psicológicas, además que se deben cumplir todas las especificaciones que exige la ley para evitar que en un futuro los padres buscan el que los niños sean regresados con ellos.

«El tiempo estimado de adopción puede variar primero tarda de seis a nueve meses en que una pareja o cualquier persona porque pueden ser personas individuales en hacer el proceso de solicitudes de prueba tienen más de ocho pruebas que se tienen que desarrollar para saber y determinar si son sujetos hay un curso de padres de familia y con ello se les entrega un certificado de niño ida y a partir de ese momento con este certificado entra la lista si puede ser sujeto para entrar en el proceso de adopción».

Cabe destacar que el rango de adopción de los menores en el estado de Querétaro va hasta los siete y ocho años, ya que de acuerdo a las autoridades los niños de ocho años en adelante tienen pocas posibilidades de ser adoptados principalmente por cuestiones sociales.

«Desgraciadamente la situación que tenemos es que la gran mayoría de la gente quiere debes o niños de hasta siete o nueve años ahí se centra el 95 por ciento y desgraciadamente nosotros por el proceso jurídico llegamos a tener niños jóvenes y adolescentes demás de esas edades entonces desgraciadamente no tenemos a padres de familia interesados en esos perfiles entonces tenemos muchos más niñas y niños con estas características que son sujetos adopción y desgraciadamente por las necesidades que los padres tienen no hacen la solicitud para estos menores y tampoco es una visión que tengamos el tratar de forzarlos para que los puedan recibir».

Cabe destacar que derivado de los filtros y requisitos que piden las autoridades del SEDIF para poder dar en adopción a los menores,
Querétaro se convirtió en el tercer lugar con casos de éxito a nivel nacional en adopción, lo que significa que en los casos que se dan en adopción a los menores no se registran después problemas jurídicos por parte de los padres biológicos.