JOJUTLA, Mor., 4 de agosto de 2014.- Un promotor turístico del estado de Querétaro acusó a elementos del Mando Único de Jojutla de intento de extorsión y abuso policíaco tras haber sido detenido junto con un turista la madrugada de hoy.

Javier Mina Cata e Israel Pérez narraron a Quadratín Morelos que tras la detención, tuvieron que pagar cerca de 8 mil pesos para recuperar su camioneta -Mercedes Benz tipo Srinter color blanca-. Además, uno de los recibos era apócrifo, es decir, no contaba con sellos ni logos del Gobierno Municipal.

“Veníamos circulando alrededor de las 2 de la mañana rumbo a un hotel hacia el parque acuático El Rollo. Nos interceptó una patrulla, bajo mi velocidad, me detengo y me empiezan a acusar de haber secuestrado a alguien. Cuando mi compañero comienza a grabar con el celular lo bajan a golpes, le quitan el celular y se lo llevan detenido. Yo le dije que por qué motivo lo hacían. A él se lo llevan detenido y me trasladan a mí también acusándome de que venía ebrio.

Ahí en la comandancia me hicieron prueba del alcoholímetro, no salió a la primera, me hicieron otra y salió. Me había tomado una cerveza y me salió con un grado muy bajo. En ese lapso, cuatro oficiales se subieron a mi unidad, me pasaron en la parte trasera, sacaron 7 mil pesos que traía y al darse cuenta que la unidad era de Israel me pidieron que hablara a su familia para pedir 50 mil pesos y que lo pudieran liberar», narró el promotor turístico Javier Mina.

Al no acceder, ambos quedaron detenidos. Asimismo, informaron que en la mañana el juez cívico les pidió «670 y tanto pesos» por cada uno no entregando ningún recibo, y para liberar la camioneta un pago de 6 mil 377 pesos.

«En grúas Zamudio me chocaron y me golpearon la camioneta y tampoco quisieron darme recibo. La condición era pagarles mil 245 si no no podía sacarla. Tuve que hacerlo porque tengo que moverme de aquí, estamos de turistas, tememos por nuestra seguridad y ahorita ya queremos irnos de este lugar”, denunció.

Sostuvo no tener los números de las patrullas pero sí escuchó que a uno de los elementos lo nombraron Giovanni, el cual era robusto.

El promotor turístico refirió que un oficial encapuchado quien no se identificó le pidió 50 mil pesos para liberar a su compañero.

Esta denuncia se presentó afuera de las instalaciones del Ayuntamiento Municipal, minutos después de que los denunciantes se entrevistaron con la alcaldesa Hortencia Figueroa Peralta, quien los atendió y llamó al director del Mando Único, Luis Antonio García Ortiz, y delante de él, los demandantes expusieron la situación.

Luego de explicar a la presidente municipal la situación, ésta pidió los recibos de la multa.

En total, comentó, pagaron cerca de 8 mil pesos por los conceptos de pensión, inventario, salida de grúa -aun cuando no fue llevada en grúa su camioneta-, un chofer, custodia, la multa del alcoholímetro y dos multas de desorden público supuestamente porque su compañero grabó con el celular.

Reiteró que sólo bebió una cerveza, asegurando que no estaba en estado de ebriedad como decían los efectivos, incluso llamaron a elementos de Tránsito para la práctica del alcoholímetro: “Ebrio no, que si tomé una cerveza, la prueba de alcoholímetro la primera vez salió negativa y estuvieron viendo la manera de que saliera positiva hasta que por fin dio el numero de 1.34, el chiste era buscar la forma para detenerme”, declaró Mina Cata.

El turista manifestó que esperaría que las autoridades municipales atendieran su queja a fin de que no se vuelvan a cometer este tipo de atropellos, principalmente con quienes acuden de visita al municipio. Añadió que se dedica a traer turistas a este estado, incluso había trasladado a 20 personas provenientes de Querétaro a El Rollo, ubicado en Tlaquiltenango.

Este tipo de denuncias no es la primera vez que se presentan en contra de elementos del Mando Único policiaco. Incluso, en este mismo año y en el mismo municipio, se ha denunciado que los elementos han incurrido en golpes y abuso policiaco en contra de vecinos.