La conductora intetó adquirir el club de futbol en mayo de 2014, pero funcionarios de la PGR, el SAE y Decio de María se coludieron para sacarla de la operación.

QUERÉTARO, Qro., 11 de junio de 2015.- La venta del Club Querétaro a Olegario Vázquez Aldir, director general del Grupo Ángeles, fue ilícita y en complicidad con autoridades gubernamentales y directivos de la FMF, entre ellos Decio de María, según revela una investigación del periodista Ignacio Suárez.

De acuerdo con El Universal, la conductora Inés Sainz y su esposo, Héctor Pérez Rojano, denunciaron la irregular compra-venta ante la Procuraduría General de la República y la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal “para que, en caso de certificar actos punibles, se ejerza acción penal en contra de quien o quienes resulten responsables atribuibles a Olegario Vázquez Aldir, Director General del Grupo Ángeles, por la compra del equipo Gallos Blancos a Amado Yáñez”, dice uno de los documentos presentados en la investigación.

La denuncia agrega que funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) y del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) se coludieron para gestar la venta ilegal de los Gallos Blancos.

Sainz y Pérez Rojano pretenden que el Club Querétaro quede en sus manos, “ya que aseguran que fueron el mismo SAE y la PGR quienes en sus propias oficinas los dio como ganadores de una licitación privada el 28 de mayo de 2014 y que incomprensiblemente sólo dos días después se anunció a Grupo Ángeles como dueño absoluto del equipo, cuando éste sólo figuraba como socio de los primeros”, menciona el periodista Ignacio Suárez.

Altos directivos de la Femexfut habrían influido también en la operación, según reveló a EL UNIVERSAL una fuente cercana a los demandantes, que solicitó el anonimato.

Lee más en El Universal