QUERÉTARO,Qro., 25 de Febrero del 2017.-Para aprender a superar el rechazo, primero tenemos que aprender a valorarnos y amarnos a nosotros mismos. Así podremos seguir adelante y no estancarnos en un sufrimiento sin sentido que pueda llegar a limitar nuestro desarrollo humano integral”. Así lo afirmó Elizabeth Morales De Santiago estudiante del Instituto Tecnológico de Querétaro (ITQ) que realiza su servicio social en la organización Vive México en Querétaro, luego de su participación en una capacitación sobre desarrollo humano, autoestima y superación del rechazo, que realizó dicho organismo como parte de la formación que brinda a la juventud para promover el voluntariado local e internacional.

La actividad fue impartida por el Mtro. Manuel Edmundo Ramos Gutiérrez, director voluntario de Vive México en Querétaro, quién a través de dinámicas y reflexiones sobre desarrollo humano destacó que el rechazo no siempre es algo negativo, cuando aprendemos a verlo como una oportunidad de superación que requiere de fortalecer el autoestima, el manejo de emociones y la confianza en sí mismo para seguir adelante en la vida.

“Si un día nos rechazan en el amor, no insistamos en quedarnos a desperdiciarlo donde no es correspondido. Hay que recogerlo con el mismo cariño con que lo entregamos y llevarlo a donde sea verdaderamente valorado. Entonces, el rechazo en realidad no siempre será algo negativo, si podemos comprender que eso que nos sucedió fue una enseñanza de la vida que trata de mostrarnos que algo mejor nos espera en el futuro”.

En ese sentido, Morales De Santiago compartió que la dinámica que más le gusto, fue la de la “Rosa y El Te Amo” que consistió en tomar una rosa y entregarla a varias personas diciéndoles “Te Amo” ir superando el rechazo de quienes no corresponden, hasta encontrar a la persona que si lo hace.

“En la vida ocurren situaciones como las de la dinámica en donde la persona no es correspondida, sin embargo se queda esperando de que su rosa (su amor) sea aceptada, sin darse cuenta que la vida se le puede ir en esa inútil espera y que la rosa pude irse marchitando e incluso llegar a morir. Por eso, es importante aprender a valorarse como ser humano, valorar nuestra dignidad, tomar nuestro amor y llevarlo a donde sea correspondido para seguir creciendo junto a quien lo acepta sin condiciones y te lo brinda de la misma forma”. Concluyó la estudiante del ITQ e integrante de Vive México en Querétaro.