ESTADOS UNIDOS, 15 de noviembre 2016.- La pasión con la que mucho aficionados viven la emoción de los deportes, en ocasiones, puede llegar tomar dimensiones poco agradables, tal como pasó en el caso de este aficionado de los Acereros de Pittsburgh, a quien su frustración lo dominó al grado de romper su televisor y espantar a su familia con su agresiva actitud.

Fue el pasado fin de semana cuando los Vaqueros de Dallas, en un partido emocionante, se impusieron a la ‘cortina de acero’ con una escapada de 32 yardas por el centro del novato Ezequiel Elliot, que puso el marcador final 30-35 a favor de la escuadra de la ‘estrella solitaria’.

Lee más aquí