QUERÉTARO, Qro., 1 de febrero de 2018.- Un hombre de 45 años fue el encargado de estrenar el Torito en Querétaro, tras ser sorprendido conduciendo con los niveles de alcohol por encima de lo permitido, antes de la media noche.

No eran ni las 11 de la noche, cuando el sujeto fue detenido para una revisión en el filtro instalado en Prolongación Bernardo Quintana, entre los accesos II y III de la capital.

Ahí, el conductor rebasó los parámetros de alcohol permitido por lo que fue ingresado a las 23:10 al Torito, donde purgará una pena de 24 horas de prisión inconmutable.

El detenido permanecerá privado de su libertad hasta las 23:10 del este jueves 1 de febrero, al tiempo que se anunció que el operativo permanecerá todo el fin de semana.

En este primer día de operaciones del centro de internamiento por alcoholimetría, 11 personas fueron ingresadas por conducir bajo los influjos del alcohol.