QUERÉTARO, Qro., 22 de agosto de 2016.- El candidato republicano Donald Trump ha salido este lunes a tratar de explicar la controversia sobre sus intenciones migratorias surgida este fin de semana después de que en una reunión con líderes hispanos anunciara un plan de reforma migratoria para regularizar a parte de los indocumentados en Estados Unidos.

Donald Trump negó en el programa Fox and Friends que esta nueva posición suponga un cambio de opinión aunque reconoció que está trabajando para encontrar una solución «justa pero firme» para los indocumentados.

Trump, que se lanzó a las primarias republicanas con un mensaje duro contra la inmigración y que ha basado su campaña en ataques a los indocumentados, dijo que «estamos trabajando con mucha gente de la comunidad hispana para intentar y encontrar una respuesta».

Sin embargo, Trump afirmó que «tenemos que ser muy firmes. Tenemos que ser muy, muy duros con la gente que entró ilegalmente. Tenemos mucha gente que desea venir (a Estados Unidos) siguiendo el proceso legal. No es justo para ellos», publica Univisión.

Lee más aquí