QUERÉTARO, Qro., 05 de diciembre de 2021.- Los pequeños vendedores se ven impactados por factores económicos tales como la inflación, incluso tienen miedo de que el incremento al salario mínimo podría generar una nueva escalada de precios.

Rocío Alvarado Ramírez, presidenta de la Federación de Comerciantes, Locatarios Establecidos y Prestadores de Servicios de Querétaro (Fecopse), declaró que ya se enfrentan incrementos difíciles de costear, entre esos el elevado precio al cual se encuentra el jitomate.

El jitomate es un producto que creció rápidamente su valor, lo cual genera un alto impacto, toda vez que es un ingrediente básico para quienes venden comida.

Para los vendedores resulta imposible simplemente subir los costos, pues nadie aceptaría que de un día para otro se le cobrara 30 pesos por un taco de 10.

El anuncio de que crecerá el salario mínimo crece el miedo de que se genere una nueva escalada en precios, de ahí que consideró necesario tomar otras medidas en busca de mejoras en el ingreso de los trabajadores que no generen a los empresarios el deseo de encarecer productos para recuperar en ellos lo que deban invertir en salarios. Debe evitarse el círculo vicioso que se desencadena cuando aumenta el salario mínimo.