QUERÉTARO, Qro., 06 de mayo de 2020.- Para Gabriela Siliceo Valdespino, presidenta de la columna de mujeres peregrinas de Querétaro al Tepeyac, las condiciones no son propicias para realizar la peregrinación este año, pero suspenderla es una determinación que se tomará en conjunto, a través las presidentas de decanatos. Lo propio tendrán que hacer los presidentes de las columnas de hombres y ciclistas.

“A título personal, yo no la haría, porque hoy por hoy, no hay una vacuna contra el virus, hoy por hoy no hay una seguridad: nosotras somos 25 mil peregrinas”.

Se debe respetar el esfuerzo que realizan todas las personas para evitar contagios, así como el que realizan los médicos para combatir los ya existentes.

Recordó que ya ocurrió una suspensión, cuando la pandemia del 2009 por la influenza H1N1. En esa ocasión, se realizó una asamblea con las presidentas de los 12 Decanatos, en la cual se determinó que, o todas participaban o todas se quedaban en sus hogares.

A menos de un mes se recibió un documento urgente de la oficina del entonces jefe de gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrad, en el cual se indicaba que no se les recibiría a menos de que adoptaran todas las medidas de seguridad, entre ellas mantener una distancia mínima de metro y medio entre cada peregrina, requerimiento que hubiera resultado imposible de cumplir si se toma en cuenta que en ese entonces tan solo eran 15 mil las peregrinas registradas.

Este año, la preocupación de todas las autoridades, locales y de Ciudad de México, ha sido constante, pues a través de llamadas preguntan si sí se realizará la peregrinación este año, pero la respuesta es la misma, que en conjunto se determinará.

LA PEREGRINACIÓN MUEVE ECONOMÍA

La misma preocupación la advierten todos los que de alguna manera se benefician con la importante derrama económica que genera la peregrinación de mujeres: dueños de autobuses, maleteros, quienes rentan baños, vendedores de comida y de recuerdos, todos están interesados en saber qué pasará con la peregrinación de este año; la respuesta es la misma, se indicará cuando exista la información oficial.

CONGRUENCIA

Urgió a todas las peregrinas a que sean conscientes con la situación por la que vive México y el mundo. Es importante mantener la tradición, pero también ayudar a esos esfuerzos que se realizan para evitar más muertes a causa del virus del Sars-Cov-19.

“Yo creo, a título personal, yo la cancelaría, yo. No estamos hablando de una gripa, no estamos hablando de una influenza, estamos hablando de algo muy, muy contagioso, y creo que también es por respeto de todos los que han estado en la primera línea, los doctores, los especialistas, a todos ellos que están luchando”.

Estimó que será esté mes que se deberá tomar la decisión, ante la gran movilización que representan las tres peregrinaciones que cada año salen de Querétaro.