QUERÉTARO,Qro., 9 de Mayo del 2017.- El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién y el director del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Querétaro, Ricardo Estrada Ortiz, llevaron a cabo una supervisión del Libramiento Centenario de la Constitución de 1917 (Apaseo-Palmillas), con la cual se pretende desviar entre 15 mil 17 mil vehículos, en su mayoría, transporte pesado, al término del primer año de operación.

En su mensaje, el mandatario estatal destacó que esta carretera, que será de cuota, es de las más importantes de México y será un imán para el desarrollo y dinamismo económico de Querétaro y la zona bajío del país, conformada por los estados de Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí y Toluca.

Además, señaló que en lo local detonará a los municipios de Amealco y Huimilpan que están rezagados y en condiciones de pobreza.

«Lo más importante es que la carretera 57 Palmillas-Querétaro, o Querétaro-Palmillas se va a desahogar, ya vieron los números, 60 mil vehículos día. Ya no puede esa carretera con el flujo vehicular y todo lo que entra a la capital del estado o que pasa por San Juan del Río, o Pedro Escobedo, la verdad que ya es un trafical porque a veces va vuelta de rueda, hay un accidente», explicó.

Este libramiento de cuatro carriles tiene una longitud de 85 kilómetros de concreto hidráulico; una entrada en Palmillas y una salida en Apaseo El Alto; cuenta con dos puentes especiales y nueve entronques.

En una segunda etapa, serán concluidos los entronques Amealco l, Amealco ll, Huimilpan, Coroneo, Apaseo el Alto y Atlacomulco.

Esta vialidad tuvo una inversión de cinco mil 200 millones de pesos y tuvo un periodo de ejecución de cuatro años.

En los próximos días se darán a conocer las tarifas de cuota autorizadas para este libramiento.

La fecha de inauguración dependerá de la agenda del presidente, Enrique Peña Nieto, aunque se prevé que sea a finales de este mes.