QUERÉTARO, Qro., 19 de enero de 2021.- Luego de las modificaciones a la ley en el periódico oficial “La Sombra de Arteaga”, que permite inhumar restos de personas fallecidas por COVID en panteones, desde el pasado viernes suman ya ocho casos en la capital.

De acuerdo a la secretaria de servicios público, Alejandra Haro, seis de ellos fueron enterrados en el panteón Cimatario, uno en San Pedro Mártir y otro en Mompaní. El primer caso ocurrió el pasado viernes 15 de enero.

Entre las medidas que se piden destacan guantes, trajes, protectores y cubre bocas para el personal del municipio y funerarias; además de que solo se permite el ingreso de una persona por familia al panteón.

Para este proceso basta que se dé la instrucción de la secretaría de salud y el registro civil al municipio, pues los entierros tienen que ser a más tardar en las 48 horas posterior al fallecimiento.

Las autoridades detallaron se tiene disponibilidad para las personas fallecidas, pues hay 484 espacios en el panteón Cimatario, 468 en Buenavista, 383 en Jofre, 173 en Pintillo, 129 en Mompaní y 15 en San Pedro Mártir; además de mil 200 espacios en nichos del panteón Cimatario.