CIUDAD DE MÉXICO., 13 de abril de 2021.- Las secretarías de Salud (Ssa) y de Educación Pública (SEP) aplicarán en entidades de baja transmisión diversos lineamientos para reducir los riegos de contagio por covid en escuelas, entre ellos, filtros escolares, clases con la mitad de alumnos, recreos escalonados, cierre por 14 días de una aula o de todo el plantel en caso de contagios, explicó José Luis Alomía, director de Epidemiología.

«¿En qué momento sucederá esto? Bueno, va a depender de una serie de condiciones y de medidas de seguridad que se están trabajando con la Secretaría de Educación. Se han tenido una serie de reuniones, enfocadas a este tema para definir de manera conjunta los diferentes protocolos, guías y manuales», abundó Alomía.  

Las dependencia están programando el regreso a clases de manera segura durante este ciclo escolar, aunque no descartan que suceda en el próximo, cuando ya estén inmunizadas las personas de 50 años y más,  e incluso, los de 40 años.

“No se piense que todos van a regresar los próximos días. Se deben cumplir diversos requisitos y protocolos”, aclaró tras referir que en estos grupos los profesores también deben estar vacunados.

Durante la conferencia diaria sobre coronavirus en México, Alomía adelantó que entre los protocolos para posible regreso a clases presenciales incluyen asistencia escalonada y filtros familiares. 

«Algunas de las recomendaciones principales, y que de seguro se van a implementar en un regreso a clases presencial, es lo que inicia con un filtro familiar: si el alumno o la alumna presentan síntomas compatibles con la enfermedad, no deben mandarlo a la escuela», explicó.

Otras acciones que se podrían implementar en el regreso a clases presenciales es el monitoreo por parte de los docentes para detectar en los alumnos posibles casos al interior de los planteles educativos. 

«Hay medidas que se están aplicando para mantener la sana distancia al interior del plantel como sería la asistencia escalonada: a lo mejor se parte a la mitad del grupo», añadió.

“Si en el interior de un plantel educativo se detecta la presencia de un caso sospechoso se puede, en su momento, suspender la actividad escolar y si hay evidencia de que son más casos en diferentes salones se puede entonces suspender la actividad escolar en todo el plantel y obviamente mandar a 14 días de auto resguardo a todos los alumnos y a todo el personal de ese plantel y nuevamente pensar en reiniciar con las clases una vez que se cumplan ese periodo», explicó 

Continúa en Milenio