QUERÉTARO, Qro., 11 de julio de 2019.- La Defensoría de los Derechos Humanos del Estado de Querétaro (DDHQ) concluyó que la diputada panista, Elsa Méndez Álvarez, discriminó a las personas con orientación o identidad sexual diversa y violó su derecho a la igualdad en algunos pronunciamientos que realizó públicamente.

Hace algunos meses Maricruz Ocampo Guerrero, Alicia Colchado Ariza y Felipe Zamudio, defensores de los derechos de la comunidad LGBTI, presentaron una queja ante dicho organismo autónomo por considerar que la diputada vulneró su derecho a la libertad de expresión luego de que la servidora presentara una denuncia ante la Fiscalía General del Estado en contra de los activistas por las críticas que vertieron en sus redes sociales.

En relación con lo anterior, la DDHQ resolvió que no hubo violación a la libertad de expresión de los activistas, sin embargo, sí concluyó que las publicaciones en las que los quejosos criticaron a la diputada en redes sociales “contiene mensajes discriminatorios para los integrantes de la comunidad LGBTI, violenta el derecho a la igualdad y el trato digno de dicho colectivo y, por lo tanto, pone de manifiesto que el actuar de la servidora pública no se encuentra en sintonía con el artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que prohíbe la discriminación”.

En consecuencia, la diputada deberá presentar a más tardar este 12 de julio una propuesta de Acuerdo de Responsabilidad en la que se incluyan las acciones para evitar y resarcir este tipo de violaciones.