GUADALAJARA, JAl., 29 de mayo de 2017.- Luego de la polémica final del futbol mexicano en la que se coronó Chivas, algunos jugadores auriazules salieron molestos por el arbitraje, al momento de la premiación del campeón y del subcampeón muchos jugadores felinos le hicieron el feo a la medalla, entre los jugadores molestos destacan André Pierre Gignac e Ismael Sosa, al finalizar el encuentro Sosa no se quedó callado con su molestia respecto al arbitraje:

”Es una vergüenza que Santander no tuvo los huevos de cobrar el penal, es un penal que todos lo vieron y con mis compañeros tenemos muchísimas broncas porque hicimos las cosas bien, luchamos al final y es una vergüenza que el arbitro nos robe el partido”

Sigue leyendo en Quadratín Deportes