CIUDAD DE MÉXICO, 6 de julio 2017.- Las unidades dedicadas a recoger o comprar colchones, televisiones, lavadoras y otros aparatos electrónicos, que no cuenten con un distintivo oficial del Gobierno de la Ciudad de México, serán sancionados de uno a cuatro años de prisión y de 500 a dos mil veces la unidad de medida y actualización. Informa Notimex.

Así lo aprobó la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), al considerar que estas camionetas que, a través de bocinas, compran todo tipo de enseres que se desechan en los hogares, no le dan una confinación final adecuada.

El presidente de la Comisión de Medio Ambiente del órgano legislativo, Xavier López Adame, comentó que las unidades autorizadas para recoger esta basura deberán tener un distintivo colocado en un lugar visible, a efecto de formalizar esa actividad y, aunado a ello, ubicar a quienes lo hacen de manera ilegal.

El asambleísta del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) destacó también que, con esta reforma, se obliga tanto a autoridades delegacionales, como del gobierno central de la Ciudad de México, a un manejo adecuado del cascajo y darle una confinación final en lugares específicos.

Más información AQUÍ