QUERÉTARO, Qro., 8 de noviembre 2017.- La falta de mantenimiento, poca iluminación y desgaste en la carretera 100, en el cruce con la entrada a la comunidad de Viborillas, ha ocasionado que decenas de automovilistas se pongan en riesgo debido a una zanja que se ha hecho en la zona.

Se tratad de un surco que se hizo en la parte baja del puente vehicular de la carretera a Bernal, y el entronque a Viborillas, donde la piedra que rodea las vías del tren se ha reblandecido, y ocasiona que algunos automóviles puedan quedar atorados.

Es el caso del transporte de carga o transporte público, que debido a sus dimensiones tiene que circular con precaución al ingresar a Viborillas, pues un mal cálculo ocasionaría que quedará atorado en las vías y a merced del ferrocarril.

Los vecinos han manifestado su preocupación, pues además del riesgo de accidentes, argumentan que camiones del transporte público se han negado a entrar hasta la comunidad, para evitar pasar las zanjas.