QUERÉTARO, Qro., 1 de diciembre de 2019.- Alrededor de 500 mil dosis de ranitidina fueron reiteradas de los hospitales públicos, centros de salud y farmacias de todo el estado de Querétaro.

El secretario de Salud estatal, Julio César Ramirez Argüello, confirmó que retiraron dicha cantidad de medicamento, luego de que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) pidió evitar la compra y el consumo de medicamentos con ranitidina, tras alertar sobre riesgos por una sustancia cancerígena.

Señaló que desde que se emitió dicha alerta se retiró todo el producto que se tenía en los hospitales y unidades clínicas del sector de salud público, el cual se encuentra actualmente bajo resguardo.

Precisó que hoy en día utilizan los inhibidores de la bomba de protones (IBP), en lugar de la ranitidina, para atender a los pacientes con gastritis.

En este sentido, previó que exista un desabasto también de ese medicamento (IBP), ya que no se tenía contemplada la alerta.

Ramírez Argúello, señaló que actualmente la Cofepris hace un estudio de la ranitidina, por lo que, están a la espera de los resultados.

Por ahora, descartó que se vaya a destruir el medicamento que está en resguardo.