QUERÉTARO, Qro., 14 de marzo de 2018.- El Secretario de Seguridad Ciudadana, Juan Marcos Granados Torres, informó que en coordinación con la autoridad municipal, en los dos últimos fines de semana han clausurado o retirado al menos 24 puestos de venta de alcohol en el Pueblo Mágico de Bernal que se encontraban en la vía pública, sin contar con el permiso del municipio, ni con la licencia de alcohol del estado.

«En cada evento estamos hablando cuando menos de una docena de vendedores que tienen su puesto en la vía pública, sin contar con el permiso correspondiente», reveló.

Asimismo, explicó que los operativos arrancaron a causa de las denuncias de los habitantes de Bernal y de los comerciantes debidamente establecidos que se quejaban de una competencia desleal.

Además de que dicha situación, admitió, genera una percepción de inseguridad y representa un riesgo para el estatutos de Bernal como Pueblo Mágico.

A raíz de esas clausuras, Granados Torres, reveló que los comerciantes reaccionaron favorablemente y ya están en proceso de regularizarse.