QUERÉTARO, Qro. 18 de julio del 2016.- El dirigente de la CANIRAC, Sergio Salmón Franz, señaló que aunque esperan restauranteros una derrama económica importante, prefieren ser cautelosos pues prevén una desaceleración.
Destacó que para esta temporada de verano se oscila una derrama económica de 300 millones de pesos, en los próximos meses se espera una desaceleración de la economía familiar.
“Los restaurantes son los primeros que lo sienten (la desaceleración económica) habíamos considerado este año un crecimiento del tres por ciento y estamos siendo muy cautelosos porque pensamos que podríamos quedar ‘tablas’”
La sensibilidad del mercado que consume en restaurantes se verá reflejado en la medida que se sienta sobre el bolsillo de la gente, declaró.
De acuerdo con datos proporcionados por la CANIRAC 1 de cada 10 negocios sobreviven después de cinco años, mientras que 5 de cada 10 nuevas empresas superan el año de antigüedad.