MÉXICO, 18 de julio del 2016.- Un caudal de suspensiones en vía de amparo concedidas en unos 15 juicios abiertos por comunidaades indígenas en resistencia mantiene detenidos proyectos de inversión energética, principalmente en materia eléctrica, por al menos 22 mil millones de pesos, informó La Jornada.

Registros electrónicos de diversos juzgados federales consultados por La Jornada (entre ellos el primero, segundo y cuarto de Oaxaca; el tercero, quinto, séptimo, decimosegundo y decimotercero del estado de México; el primero y cuarto de Puebla, y el segundo de distrito en Veracruz) confirman que comunidades indígenas, así como grupos de ejidatarios y comuneros, han logrado evitar la consumación de los proyectos de inversión.

Entre los casos más emblemáticos está la construcción del megaparque de Eólica del Sur, en el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, que lleva cuatro años de retraso porque un grupo de ejidatarios logró demostrar que no se han respetado leyes ambientales ni derechos humanos de pueblos indígenas, por lo que un posible amparo puede echar abajo este proyecto de 396 megavatios de capacidad y 14 mil 454 millones de pesos de inversión.

Más información AQUÍ