QUERÉTARO, Qro., 5 de diciembre de 2017.- El comandante de la décimo séptima zona militar, Carlos César Gómez López aplaudió la aprobación en lo general de la Ley de Seguridad Interior, pues sostuvo que requieren de respaldo jurídico en su actuación.

«Estamos muy contentos porque necesitábamos algo de respaldo jurídico para poder actuar», puntualizó.

Recalcó que la Ley es beneficiosa para ellos, pues tendrán un marco legal para poder actuar y habrá un Consejo de Seguridad Nacional quien determine la participación de las Fuerzas Armadas.

«Será a través de un Consejo de Seguridad Nacional que tomará las decisiones, dónde se debe de intervenir, por cuánto tiempo, muy importante de quién va a ser responsable de todas las acciones que se hagan», explicó.

Gómez López recordó que hay dos mil elementos en la decimo séptima zona militar de Querétaro, distribuidos en todo el estado y disponibles en caso de que se requiera apoyar a la seguridad pública.

Respecto a que algunas organizaciones ciudadanas han señalado que dicha ley es un retroceso a los derechos humanos y que se militariza la seguridad pública y la violencia, el comandante de la décimo séptima zona militar, señaló que siempre habrá opiniones diferentes y que la prioridad ante una misión es el respeto a los derechos humanos.

Ante la rotación de mando en la región, garantizó que en Querétaro continúan el mismo dispositivo y despliegue de manera permanente.