QUERÉTARO, Qro., 21 de octubre de 2021.- El Observatorio Ciudadano de Movilidad de Querétaro contabilizó al menos 135 deformaciones de la superficie de rodamiento del Centro Histórico de Querétaro.

El vocero Sergio Olvera León señaló que, desde el Observatorio, se ha dado un seguimiento de varios meses al estado que guardan las calles del primer cuadro capitalino, “y advertimos con enorme preocupación el estado físico que guarda la superficie de rodamiento de la mayoría de las calles del Centro Histórico de la ciudad de Querétaro. No solo se trata del deterioro del adoquín, motivado por la excesiva carga que producen automóviles y camiones repartidores que lo atraviesan”, afirmó.

Destacó que se trata de deformaciones transversales y longitudinales, cada vez más visibles “y que dan cuenta de un problema de orden superior, complejo, estructural y que requiere de estudios serios de pavimentos y mecánica de suelos”, agregó.

En el ejercicio realizado por el Observatorio, del total de deformaciones, se contabilizaron 45 sobre la calle Corregidora, 35 en la avenida Juárez, 21 en la avenida Morelos, 11 sobre Filomeno Mata y 10 sobre 16 de Septiembre. Además, hay cinco en 15 de Mayo y cinco en Próspero Vega, así como tres en la avenida Invierno.

No obstante, Sergio Olvera señala que la misma tendencia está en las calles de Independencia, General Arteaga, M. Hidalgo, F. Madero, V. Guerrero. “Pocas calles de la parte poniente del casco histórico se salvan de esta situación”, afirmó.

Consideran como las más evidentes y potencialmente dañinas, las ubicadas en la avenida Juárez, entre Independencia y Arteaga, donde se presentan las partes más dañadas. “Adoquines destrozados que obligan a los autos a disminuir su avance para no sufrir daños en la suspensión; hundimientos de más de 15 centímetros”, detallan.

Además, la avenida Corregidora, entre Independencia y 5 de Mayo, muestra gran deterioro del adoquinado, así como un gran número de importantes deformaciones. En la avenida Morelos, entre Corregidora y Juárez, existen al menos dos hundimientos que obligan a los automóviles a disminuir la velocidad de avance, al igual que la avenida 15 de Mayo, entre Corregidora y Pasteur.

En la avenida Colón, entre Zaragoza y M. Tolsá, la circulación de las rutas de transporte público que atraviesan esa vialidad agrava día con día la problemática.

Con información de AM de Querétaro