QUERÉTARO, Qro., 14 de julio del 2016.- La Defensoría de los Derechos Humanos tiene registradas al menos cinco denuncias ciudadanas por presuntas agresiones policiales.

Éstas se encuentran en proceso de investigación, de las cuales se encuentran dos en Jalpan de Serra, dos en Pinal de Amoles y una en Arroyo Seco.

El visitador del organismo, Antonio Jiménez Espínola informó en una entrevista con medios serranos, los Policías Municipales siguen siendo los servidores públicos en recibir más denuncias.

La principal queja de las supuestas agresiones son en el sentido del uso excesivo de la fuerza durante las detenciones, “esta es la razón por la que los afectados, han decidido presentarse a interponer su queja”.

Uno de los casos que investiga se encuentra en la Delegación de Purísima de Arista, es una queja interpuesta por la madre de  un joven de 17 años fuera esposado y presuntamente golpeado y le rociaron con gas lacrimógeno, quien luego de los hechos convulsionó para posteriormente ser abandonado situación que puso en riesgo la vida del menor.

“Para la Defensoría de los Derechos Humanos (DDH), debe de ser privilegiada la gestión ante las autoridades a fin de darle pronta solución a las quejas y emitir las recomendaciones pertinentes”.