QUERÉTARO, 14 de julio de 2016.- Diputados locales reformaron la ley de desarrollo social, con la adición de un capítulo para blindar lo programas de esta naturaleza y eficientar la medición de los resultados que brinden, mediante diversos criterios.

Además, los diputados también aprobaron la reforma a la ley orgánica del poder ejecutivo, que especifica las atribuciones de la Secretaría de Gobierno en la supervisión de las licencias de bebidas alcohólicas y el trabajo notarial.

Minutos antes de la aprobación, el diputado Mauricio Ortiz Proal subrayó que esto permitirá evaluar de manera precisa la eficiencia en la que se utilizan los recursos para implementar una política exitosa.

Agregó que de acuerdo con cifras nacionales, en el estado hay rezagos importantes, porque en el 2014 había más de 600 mil queretanos en pobreza moderada y más de 75 mil en pobreza extrema, con otros 650 mil queretanos vulnerables por diversas situaciones de naturaleza social, mientras solo 492 mil queretanos se encuentran en condiciones óptimas, apenas el 25 por ciento de la población.

Al respecto, el promotor de la reforma, diputado Juan Luis Íñiguez resaltó que con estos cambios se trabajará mediante rubros ya establecidos y medibles.

“No con una actitud cosmética ni tramposa. Está la situación a la vista, hay grandes rezagos hay grandes problemáticas, hay poco qué celebrar y hay mucho qué hacer”, reconoció el diputado Íñiguez.

Minutos antes de aprobar la reforma a la ley orgánica del poder ejecutivo, la diputada Carmen Zúñiga Hernández, subrayó que con esto se atiende a los cambios que se efectuaron en el proyecto Cosmos.

Como parte de la reforma, se autoriza a la Contraloría a presentar denuncias ante la Fiscalía General por presuntos delitos de los servidores públicos y se establece un nuevo marco de funciones para la Secretaría de Seguridad Ciudadana.