CIUDAD DE MÉXICO, 1 de abril de 2020. — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, descartó la exención de impuestos para tratar de paliar los embates a la economía nacional, porque repercutiría en la recaudación que se requiere para hacer frente a la pandemia de coronavirus Covid 19.  

“Quisieran sectores económicos también, no todos, que aplicáramos las mismas recetas que antes, frente a la crisis crédito del Fondo Monetario Internacional, pedir que el pueblo se apriete el cinturón, frente a la crisis salvamentos, rescates, ya no, tenemos que proteger primero a los pobres, no pueden seguir habiendo Fobaproas (Fondo Bancario de Protección al Ahorro)”, dijo en la conferencia mañanera de este miércoles.

“Muchas veces en política hay que optar entre inconvenientes”, señaló, y refirió que no se puede considerar tener menos ingresos con la recaudación de impuestos, porque eso afectaría directamente en los programas sociales de la Secretaría del Bienestar.

“Todavía hay que esperar, yo confío que vamos a lograr una recuperación económica pronta porque tenemos bases muy sólidas en cuanto a la participación, el trabajo de nuestro pueblo, y otros elementos, nos ayuda mucho el que se haya aplicado con anticipación una política de bienestar en beneficio de los pobres”, aseveró con optimismo.

“Para los que insisten mucho en que quieren condonación de impuestos… el no pago de completo de impuestos se justificaba con el supuesto crecimiento económico, pero qué sucedió en el periodo neoliberal no pagaban impuestos y no hubo crecimiento económico”, agregó.

López Obrador insistió en que, aun cuando respeta la autonomía del Banco de México (Banxico), no deberían usarse las reservas del país para tratar de hacer frente a la crisis financiera mundial derivada por la pandemia.

Continúa en Quadratín México