QUERÉTARO, Qro., 19 febrero de 2020.- La coordinadora del grupo legislativo del Partido Revolucionario (PRI) en el Congreso local, Abigail Arredondo Ramos, ingresó la iniciativa de Ley Ingrid, para impedir la filtración de imágenes de delitos cometidos contra las mujeres, especialmente cuando dicha filtración afecte las investigaciones, o cuando la irregularidad la cometan las propias autoridades responsables de ejercer justicia.

La iniciativa modificaría el artículo 298 del Código Penal del Estado de Querétaro, para evitar la difusión indebida de pruebas y evidencias. La modificación contempla penas de 2 a 8 años de prisión, así como una multa de 43 mil a 86 mil pesos.

“Se aumentará la pena, en una tercera parte, si se trata de imágenes, audios o videos de cadáveres, o partes de ellos, así como de las circunstancias de su muerte, de las lesiones, o el estado de salud que guardaba la víctima. Se aumentará la pena, la mitad, si esas imágenes, audios, o videos son de cadáveres de mujeres, niñas, niños y adolescentes. Si el que comete el delito es un elemento de alguna corporación de seguridad, o servidor público, se incrementará la pena hasta una mitad más”.

La modificación elevará a rango de ley la prohibición para difundir, transmitir, revelar, publicar, exponer, emitir, distribuir, videograbar, fotografiar, reproducir, comercializar, intercambiar o compartir imágenes, audios o documentos relacionados con hallazgos, indicios, evidencias, objetos o instrumentos vinculados a un procedimiento penal, o investigación de algún delito.

La diputada Karina Careaga, presidenta de la comisión de salud, lamentó que las cifras de las autoridades de Querétaro están lejos de los 86 casos de feminicidio que reportan organismos sociales.

Rosabelina y Carmen, en la zona serrana son únicamente dos de los diferentes casos de feminicidio que se han registrado durante los últimos años en el estado, de ahí que es indispensable generar políticas públicas a favor de las mujeres, además de activar la alerta de género.

El anuncio lo realizó en compañía del presidente y la secretaria del comité estatal del PRI, Paul Ospital y Graciela Juárez, respectivamente, así como de Jorge Meade Ocaranza, el delegado del PRI.