ESTADOS UNIDOS, 30 DE MAYO 2017.- A más de 100 días de su presidencia, una de las promesas de campaña de Trump sigue pendiente: la construcción de un muro entre Estados Unidos y México.

Un nuevo proyecto de ley, el HR 1813, que actualmente se encuentra en comisiones tiene como objetivo cambiar eso. El proyecto de ley, denominado Ley de Financiamiento de Muros Fronterizos de 2017, con el título alternativo de “Modificación a la Ley de Transferencia Electrónica de Fondos para imponer una tasa por transferencias de remesas a ciertos países y para otros fines” fue introducida el 30 de marzo de 2017 por el representante Republicano por Alabama Mike Rogers, destaca Forbes.

Bajo el proyecto de ley, se impondría una tasa de 2% a todas las transferencias de fondos personales, a veces llamadas remesas, que se dirigen al sur de la frontera. Según Rogers, “las remesas, o transferencias electrónicas, son comúnmente utilizadas por los inmigrantes ilegales para enviar dinero de Estados Unidos a sus países de origen”.

Sin embargo, el proyecto de ley no distingue entre los envíos de los inmigrantes ilegales a los de los residentes legales en el país, diciendo simplemente “si el destinatario designado de una transferencia de remesas se encuentra en un país extranjero descrito en el subpárrafo B, el proveedor de transferencias de remesas recogerá del remitente de dicha transferencia de remesas una cuota de remesa equivalente al 2% de la cantidad en dólares estadounidenses que se transfiera (excluyendo los honorarios u otros cargos impuestos por el proveedor de transferencia de remesas), dichas tasas de remesas se someterán a la Tesorería para ser gastadas con el propósito de mejorar la seguridad fronteriza”.

LEER MÁS AQUI