TAMAULIPAS, 13 de mayo 2017.- La familia de la activista Miriam Rodríguez, asesinada el 10 de mayo en San Fernando, Tamaulipas, recibirá atención y protección inmediatas los gobiernos estatal y federal y de la ONU. Informa Excelsior.

El mandatario se reunió este viernes con representantes el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las ONU para los Derechos Humanos, Jan Jarab, y el titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Jaime Rochín, para dar seguimiento al asesinato.

«Acordamos tener un trabajo conjunto entre el gobierno federal y el gobierno del estado, con el acompañamiento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, de manera que se pueda generar una mayor protección y una mayor seguridad para las víctimas en el estado de Tamaulipas, particularmente para las víctimas de desapariciones”, explicó Rochín.

Más información AQUÍ