CIUDAD DE MÉXICO, 22 de junio de 2018.-  Con el fin de que se haga justicia y la situación legal de esa persona se resuelva conforme a derecho, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó escritos Amicus Curiae ante los Tribunales Federales que conocen del caso de Erick Uriel Sandoval Rodríguez.

Lo anterior, ante el silencio e inacción de la Procuraduría General de la República para que, conforme a sus atribuciones y mediante los mecanismos legales, atendiera este caso.

Dos de esos escritos fueron presentados ante el Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Tamaulipas y dos más ante el Segundo Tribunal Unitario del Décimo Noveno Circuito, ambos con residencia en Matamoros, en dicha entidad.

Mediante esos escritos se pusieron a consideración de las autoridades judiciales los documentos y elementos probatorios que la CNDH obtuvo en su investigación con los cuales, a su criterio, se establece que el Ministerio Público de la Federación atribuyó de manera equívoca a la persona mencionada la identidad de otra persona a quien se imputa la participación en los hechos de desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y se le identifica con los sobrenombres de La Rana o El Güereque.

Esta Comisión Nacional expresó su convicción en que las autoridades judiciales, valoraran los elementos que les fueron aportados, emitirán una resolución en favor de la justicia, e igualmente, considera dar vista de este caso ante la Secretaría de la Función Pública y la Visitaduría General de la PGR, para los efectos a que haya lugar.

La CNDH informó públicamente el pasado 18 de junio que la identidad de Erick Uriel Sandoval Rodríguez, acusado por la PGR de haber participado en la desaparición de los alumnos normalistas de Ayotzinapa y detenido por la Policía Federal no correspondía con la de El Güereque o La Rana, a quien los autores materiales señalaron como cómplice.

Lee más en Quadratín México