TAPACHULA,Chis., 18 de noviembre de 2019.- La iglesia católica, lamentó el notable incremento de la inseguridad en varios municipios del Estado.

Asaltos, secuestros, homicidios y enfrentamientos armados se han vuelto el pan de cada día en las colonias de nuestras ciudades, denunció el obispo de Tapachula, Jaime Calderón Calderón.

A este descontento se suma el malestar del sector educativo que demanda el cumplimiento en pagos de salarios, becas y subsidios a escuelas afectadas por el sismo que se han quedado sin energía eléctrica.

Urgimos a las autoridades correspondientes a retomar sus compromisos de campaña y velar por estos asuntos que aquejan a la sociedad, destaca el representante del clero en Tapachula. Calderón Calderón, explicó que los cambios de gobierno siempre generan inestabilidad social, económica y política.

«Estamos viviendo los primeros meses de la transición y algunas situaciones empiezan a desestabilizar sectores claves de la sociedad. ” Recordemos que los servidores públicos apenas van entrando y resolviendo con mucha prisa asuntos pendientes del gobierno anterior”.

Informa Quadratín Chiapas