QUERÉTARO, Qro., 13 de marzo de 2018.-  A partir de este mes se puso en marcha un programa de Vinculación Parental con el que pretenden que mediante una aplicación telefónica sea monitoreada la asistencia a clases de alumnos de Conalep y se informe en tiempo real a los padres de familia.

El director general de Conalep, Agustín Casillas Gutiérrez, informó que este programa es aplicado en los cuatro planteles educativos y la intención es que se disminuya el ausentismo, principal problema para la deserción escolar.

Dijo que incluso, había ausentismo en grupos del más del 20 por ciento de las clases en el periodo de un año.
Este programa está basado en la comunicación de quienes tienen Smartphone, “estaremos concretando el pase de lista por este sistema. Desde que el alumno ingresa al plantel, prácticamente se considera precargado todo el grupo y ya solamente corrobora que el maestro, entró”.

“El sistema considera un elemento de alertas, de tal manera que cuando yo tenga un alumno que ya me faltó por segunda ocasión consecutiva, me manda la alerta y me manda la comunicación con los papás y ya el maestro me corrobora que también a su clase entró, para que tengamos el control de asistencia de los alumnos de manera automatizada. Y el sistema me considera un elemento de alertas”.

El funcionario educativo, destacó que la alerta se envía de manera inmediata y comunica con los padres de familia, aunque algunos de éstos dijeron que no estaban interesados en este tipo de programas para sus hijos.

“De tal manera que sepamos de manera más rápida de la situación y corroborar que el papá está enterado si no vino, y en su caso intervenir por cualquier cosa que podamos atender. Si es por salud desde el punto de vista académico como vamos a trabajar para que este alumno de uno o dos días no se retrase en sus aprendizajes”.

Destacó que en el plantel hay instalados unos lectores, “la credencial que le damos al alumno tiene una cinta magnética de tal manera que la pasan por el lector y de ahí detectan. Al detectar la señal de la tarjeta como ya están codificadas se mandan a un centro de mando y de ahí se mandan los mensajes que ya están predeterminados el número del alumno y el número del celular del papá, donde dice Miguel ha entrado a clases o Miguel ha salido del plantel. Es la manera en que está funcionando.”

“En el centro de mando llega la señal cuando el alumno ya llegó se precarga toda la información en unas tabletas que tenemos y el maestro llega por su tableta cuando llega al salón y verifica que los alumnos están en la tableta están presentes, si hay alguno que no está lo marca y entonces esto nos va a permitir una atención personalizada ante situaciones que pueden suceder”.