CIUDAD DE MÉXICO., 22 de enero de 2021.-La policía cibernética del país se sumó al esfuerzo para combatir el desabasto de tanques de oxígeno medicinal, campaña emprendida por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y las empresas productoras y distribuidoras.

En entrevista con MILENIO, Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Profeco, detalló que es a través de redes sociales que se están revendiendo los tanques de oxígeno que necesitan las personas contagiadas de coronavirus, algo que es “totalmente ilegal”, por lo que se encuentran trabajando junto con autoridades para terminar con esta situación.

“Son casos aislados, pero en todo el país hay personas que en las redes sociales pretenden abusar de los demás, de la situación de dolor que pasan otros, y para no permitirlo está colaborando con nosotros la policía cibernética. Tenemos una estrecha comunicación con las plataformas sociales y de comercio electrónico, y la solidaridad de distintos grupos empresariales. Es ilegal y denota la poca moral y ética de quien lo hace”, aseguró el titular de la Profeco.

Lee más en Milenio