QUERÉTARO, Qro., 13 de julio 2020.- Durante el confinamiento se han adoptado nuevas dinámicas de trabajo y de estudio que, en su mayoría, están relacionadas con dispositivos electrónicos para lograr cumplir los objetivos. Sin embargo, un uso inadecuado de éstos puede derivar en lesiones músculo-esqueléticas, las cuales pueden evitarse si se siguen algunas recomendaciones.

El doctor Rodrigo Sánchez Pérez, jefe de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General Regional (HGR) No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, comentó que los principales síntomas son dolor de cuello, hombros y en la zona lumbar.

Para prevenir dichas molestias y evitar que se conviertan en un problema crónico es importante cuidar la postura que se tiene al estar al frente de la computadora, tomar recesos para descansar y vigilar las características físicas que deben tener los accesorios que usamos.

“Es necesario tener un asiento ergonómico que sea de materiales suaves, pero que brinde apoyo, sobre todo en la zona lumbar (cintura). Además, se recomienda que tenga cinco puntos de apoyo en la base, para que pueda girar 360 grados y la columna no se fuerce al voltear”, recomendó.

En cuanto a la postura, el especialista indicó que es importante que los pies estén bien apoyados en el piso; que rodillas y cadera formen ángulos de 90 grados y que la columna esté recta. “Con esta postura se tiene un mayor reposo y se evitan lesiones”, agregó.

Todos los días adultos y menores pasan varias horas frente a la computadora, por ello es vital que la pantalla se ubique frente a ellos, a una altura en la que no tengan que levantar o flexionar el cuello, y a unos 40 o 50 centímetros de distancia.

“Es importante hacer pausas cada 15 o 20 minutos, ver un punto fijo que no sea en el dispositivo electrónico, además de parpadear para que se humecten los ojos. También se recomienda hacer estiramientos de manos, brazos y cuello”, sugirió el médico.

Algunas indicaciones para evitar molestias y futuras lesiones son: girar la cabeza de un lado a otro; tratar de tocar un hombro con la oreja y después la otra; estirar los dedos y la palma de la mano hacia atrás, con la ayuda de la otra mano; además de levantarse y caminar un par de minutos para estirar piernas y espalda.

Sánchez Pérez explicó que es necesario tener todo lo necesario para trabajar en un radio de 50 centímetros, para evitar estiramientos que pueden lastimar; en el uso del mouse y el teclado, lo ideal es que el antebrazo tenga reposo y la mano no se flexione durante el uso de dichos artículos.

Finalmente, exhortó a la derechohabiencia a acudir a la Unidad de Medicina Familiar que le corresponda en caso de presentar alguna molestia. Con estas medidas, el IMSS en Querétaro refrenda su compromiso por tener una población sana.