CIUDAD DE MÉXICO, 21 de noviembre de 2019. — El Papa Francisco destacó la importancia de abrir el corazón para que sea capaz de “superar todos los adjetivos que siempre dividen”, durante una homilía ofrecida en español en Tailandia. El Santo Padre celebró la primera Misa pública de su viaje apostólico en Asia, que se llevó a cabo en el estadio nacional de Tailandia en Bangkok este jueves, en el marco de la fiesta de la presentación de la Virgen María.

“Era necesario abrir el corazón a una nueva medida, capaz de superar todos los adjetivos que siempre dividen, para descubrir a tantas madres y hermanos thai que faltaban en su mesa dominical”, explicó el Pontífice, de acuerdo a la Agencia Católica de Informaciones. Antes de la Misa, el Papa Francisco llegó en papamóvil y fue recibido con mucho afecto y emoción por los miles de fieles reunidos en el estadio nacional, en donde las personas ondeaban banderas del Vaticano y Tailandia y gritaban: “viva el Papa”.

La Celebración Eucarística fue acompañada por un numeroso coro que entonó con fuerza cantos en tailandés y alguno en italiano, mientras que en el estadio estuvieron presentes también algunos fieles católicos de países vecinos como Vietnam, Laos, Camboya y Myanmar.

“Querida comunidad tailandesa: Sigamos en camino, tras las huellas de los primeros misioneros, para encontrar, descubrir y reconocer alegremente todos esos rostros de madres, padres y hermanos, que el Señor nos quiere regalar y le faltan a nuestro banquete dominical”, invitó el Papa.

Continúa en Quadratín México