QUERÉTARO, Qro., 28 de enero de 2020.- La diputada por el partido Encuentro Social, Elsa Méndez Álvarez, ingresó una iniciativa de ley denominada “PIN parental”, que obligaría a las escuelas a consultar a los padres de familia en todos los temas que se abordarán con los alumnos de manera curricular y extracurricular, en escuelas públicas y privadas.

De aprobarse, impactaría la educación preescolar, primaria y secundaria, de ahí que las instituciones requerirán de una autorización por escrito de los padres antes de abordar desde clases hasta pláticas.

La también presidenta de la comisión de la familia en la 59 Legislatura local, argumentó que la iniciativa la presentó a solicitud de diferentes organizaciones civiles, y que con ella se reforma y adiciona el artículo 58 de la Ley de educación del estado de Querétaro.

Llamó a que se acerquen a dialogar con ella todos quienes descalifican la iniciativa, al considerar que vulnera libertades. Declaró que al contrario, únicamente busca defender los derechos de la familia, y que se trata de una medida necesaria, pues dijo, en contraste, actualmente se promueve que los niños se toquen en las clases, esto a través de múltiples actividades y juegos, como, dijo, “disfraz-disfraz”, el rincón de la lectura.

Aseveró que contrario a lo que se llega a mencionar, quienes promueven la iniciativa sí se desean que se hable de sexualidad en las escuelas, pero que el tema se debe tratar a través de los valores y de acuerdo la madurez de los alumnos, en lugar de que se aborde como hasta ahora, enfocada al placer y el uso de anticonceptivos.

“Lo que vemos es que es un adoctrinamiento lo que está pasando en las aulas, una hipersexualización, desde muy temprana edad… hablándoles de una autonomía a niños de entre 10 y 12 años para que puedan elegir con quien tener relaciones sexuales, yo les pregunto a los que son padres de familia, ¿creen que tienen una edad adecuada para que ellos puedan decidir tener relaciones sexuales?”.

En los temas de educación sexual se debe incluir a los padres de familia, toda vez que son ellos los que deberán actuar ante una infección sexual o embarazo no deseado.

Indicó que en Chihuahua ya se implementan acciones similares y que se busca presentaron ante el secretario de educación del gobierno federal, en busca de que se repliquen los esfuerzos en el país y que esta es una propuesta, pero que puede existir otro plan educativo, en el que también se tome en cuenta a los padres de familia.