El verde de tu vida

Desde hace algunos años he estado atento a la condición que genera nuestra forma de consumo, no podría ser de otra manera, como diseñador Industrial aprendí que todo objeto o servicio se diseña para ser utilizado o consumido. Si bien la velocidad de consumo del ser humano ha aumentado en todo el planeta, también ha aumentado la conciencia y la necesidad de hacerlo de forma diferente. Brenda Parra en su libro, Ecodiseño “Nueva herramienta para la sustentabilidad”, nos hace reflexionar a partir de la clasificación de Pauline Madge sobre el camino que necesitamos emprender para lograr una transición en la disciplina hacia la sustentabilidad. La clasificación de Madge es simple, identifica las posturas del diseño en torno a la temática ambiental, proponiendo tres tonos de verde, con el objetivo de facilitar la transición del diseño hacia una toma de conciencia de tipo ecológico más decisiva. Verde claro para las iniciativas de apariencia y superficiales, verde medio a iniciativas donde se fortalece la consciencia, valores de ética y responsabilidad, por último el verde oscuro que implica una profunda reflexión y cambio de paradigmas hacia una verdadera sustentabilidad. Estoy seguro que en otras disciplinas estarán trabajando en la misma dirección, buscando formas de “corregir el rumbo”.

Me pregunto si estos tonos de verde no los deberíamos aplicar a todos los esfuerzos que se hacen para este objetivo, empezando por las acciones individuales. El hecho de hacer la reflexión y ubicar en algún tono de verde nuestras acciones cotidianas nos lleva de igual manera hacia una toma de consciencia de tipo ecológica más decisiva pero como individuo, único punto donde realmente inicia una transformación profunda. El darnos cuenta que muchas de nuestras acciones no tienen ningún tono es ya un paso; así como buscar aumentar la tonalidad de lo que ya hacemos, desde lo más simple (verde claro), como el tener una bolsa color verde falsamente ecológica para llevar el supermercado, hasta lo más complejo (verde oscuro), un cambio de mentalidad que nos conecte con el planeta, siendo parte y no dueños de él, y menos aún de un pequeño grupo privilegiado.

¿De qué color verde es tu día a día?

Rodrigo Chávez Heres, Director del Departamento de Diseño de la Escuela de Arquitectura Arte y Diseño, Tec de Monterrey.
Instagram: @heres_diseno