Cuando era niña vivía en una casa improvisada de láminas y cartón. Mi mamá, mis tres hermanos y yo dormíamos juntos en la misma cama y nuestro desayuno de todos los días era un vaso grande de café de olla y un bolillo caliente. En esas condiciones nos íbamos a la primaria y recuerdo que el conocimiento no me entraba por nada. Estaba distraída y no lograba entender a mis maestros. En secundaria caí en la cuenta de lo poco que sabía y quise aprender más, pero todo costaba, no podía comprar un libro ni mucho menos inscribir en algún curso. Me asustaba llegar a la adultez poco preparada, sobre todo porque se tenía la idea de que una forma de llegar al éxito era estudiar una carrera, trabajar y jubilarse. Hoy en día el escenario es otro, ya no es suficiente educarse hasta los veintitantos, conseguir un trabajo y permanecer en él hasta el retiro.
Si eres emprendedor y logras hacer crecer un negocio, eso puede ofrecer algo de tranquilidad, pero en la actualidad, tengas o no tengas una carrera universitaria nada asegura que mantendrás un trabajo, de hecho, nada asegura que conseguirás empleo. Si ya veníamos acelerados con los constantes avances tecnológicos, el 2020, con su contingencia sanitaria vino a precipitar la imperante necesidad de aprender más, de mantenerse actualizados, basta con ver una vacante publicada en alguna plataforma de empleos para ver la lista de habilidades que solicitan vs. el pago. Lo anterior, no es el único motivo para seguir aprendiendo, por qué no interesarnos por el desarrollo personal, aprender por aprender, por amor al conocimiento o por el solo hecho de tener acceso a él.
Vivimos en una sociedad de distracción, entre el Twitter, Facebook, Whatsapp, TikTok, Instagram, YouTube, las telenovelas, series y memes se nos pueden ir varias horas. No digo que esté mal, que no los uses o que no veas tu novela favorita, pero por qué no dedicar un espacio a continuar aprendiendo. Tenemos herramientas: Podcast, audiolibros, e-books, tutoriales y cursos en línea. ¡Renuévate, sé curioso! Te podrías sorprender.
Mtra. Jhaneffer Ortega Alcántara, profesora del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro. [email protected]